Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2018

Un repaso a fin de año

Se acaba 2018 y todo se vuelven propósitos de año nuevo. No es vida nueva, es la misma pero un poco más viejos. O más maduros. Voy a daros mis reflexiones a vuelapluma de este año que termina mientras me encuentro inmerso en ir escribiendo mi testamento. Bueno, una especie de testamento. Algo en busca de la felicidad.
Como va aumentando la esperanza de vida, al menos en España, al modo que aumenta en términos generales los habitantes que poblamos este planeta, los retos sanitarios a los que nos enfrentamos son diferentes. Por un lado es evidente que aumentan las enfermedades derivadas del cáncer, de la polución, de las comidas refinadas... Pero a pesar de aumentar estos riesgos, resulta que en España hemos pasado de una esperanza de vida de 74 años en 1977 a 83 años en 2017. En cuatro décadas hemos conseguido vivir nueve años más de media. Y eso con contaminación y comiendo basura. Y con más cáncer. Quizás es que los medios sanitarios (y por supuesto también las condiciones higiénica…

Tengo Helicobacter. Y yo también ¿y qué? Nueve puntos a tener en cuenta

Es el colmo de la desidia. Basta ya de explotar un filón que no procede. ¡Qué confuso puede ser todo a través de internet! Algunos ejemplos:
"Se me hincha la tripa y tengo Helicobacter". "Hago mal las digestiones y me da positiva la prueba de aliento para Helicobacter". "He erradicado Helicobacter y sigo con ardores de estómago" "¿Por qué tengo nauseas si ya traté el Helicobacter?" "Tengo insomnio y estreñimiento y han visto que tengo Helicobacter" "¿Por qué estoy adelgazando si eliminé la bacteria (y mi trabajo me costó)?" "Si respiro hondo me duelen las costillas ¿será por el Helicobacter?" "Tengo cólicos y me han dado tratamiento para la bacteria ¿es correcto?"
Y estas son algunas de las más aprovechables de las consultas porque otros quieren vincular la presencia de la bacteria hasta con los juanetes o el mal de ojo. Que no, que salirse por la tangente suele ser peligroso.
A pesar de que ya escribimos…

El sueño y las tripas

Empieza ya a ser cansino oír eso de que el estómago es nuestro segundo cerebro. Quien lo dijo por primera vez seguramente aludía a la cantidad de neuronas que insospechadamente gobiernan y rigen los movimientos de tracto gastrointestinal. Los plexos nerviosos, tanto el submucoso de Meissner como el mientérico de Auerbach, son dos tupidas redes neuronales que envuelven nuestro intestino y modifican y regulan sus movimientos y funciones. La tubería que es el aparato digestivo desde la boca hasta el ano está regulada tanto en sus capacidades de secreción y de absorción como en su actividad motora y sensitiva por estas fibras nerviosas que mandan y reciben conexiones en el cerebro.
De la mayoría de las funciones intestinales que se llevan a cabo no somos conscientes ni tenemos capacidad voluntaria para regularlas: son autónomas. En ocasiones percibimos sensaciones más o menos desagradables que se originan en nuestras tripas: ruidos o movimientos extraños, contracciones o dolores. Puede ha…

Omeprazol no es para los excesos

Las medicinas están al servicio de la salud. Pero hay mucha gente que piensa que las medicinas pueden ser un remedio para los excesos. Por ejemplo, uno se relaja con la dieta cuando tiene exceso de colesterol porque toma medicinas que lo controlan. Es verdad que muchos pacientes con hipercolesterolemia no mejoran de su problema por mucha dieta que hagan si no añaden estatinas u otros fármacos hipolipemiantes. De igual manera, muchos hipertensos no logran controlar la tensión sólo con ejercicio, bajando la dieta o quitándose la sal. Necesitan recurrir a los medicamentos. Y los pacientes con ERGE (he colgado ahí un nuevo vídeo... al final) son muy subsidiarios de tomar omeprazoles y demás IBP de por vida, lo cual motiva no pocas visitas de pacientes alarmados por las noticias de que el omeprazol es muy peligroso. ¿Lo es realmente?
Pero todavía es más peligroso que la gente crea que los medicamentos están para proteger frente a los excesos. Por eso, y dedicado especialmente a los jóvene…

Un reflujo muy especial

En medicina se entiende por reflujo cuando un fluido corporal se mueve en dirección contraria a la que de ordinario suele llevar. Refluir es volver un fluido hacia atrás. En aparato digestivo, el reflujo por antonomasia, cuando no se especifica otra cosa, es el reflujo gastroesofágico, el paso del contenido gástrico hacia el esófago. Este paso a través del cardias condiciona unas molestias derivadas de la quemadura que sufre el esófago por el ácido gástrico, provocando una esofagitis por reflujo y, en conjunto, lo que llamamos enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE).
Pero existe otro reflujo menos frecuente pero en general muy dañino y limitante para el que lo padece que es el reflujo biliar: la presencia de bilis en el estómago es una condición que irrita la mucosa gástrica provocando una gastritis alcalina como os cuento en este vídeo

Incluso hay pacientes a los que la bilis ¡¡les sube también por el esófago!! Esta circunstancia es en ocasiones compleja de resolver. Primero p…

La fiebre en la historia del ser humano

La fiebre es una reacción del organismo para superar una crisis. De alguna manera, quien no pasa crisis febriles, no crece, no fortalece su organismo. Antaño se decía que la fiebre hacía crecer en estatura a los niños. Parece que es un poco de mito o por lo menos no está del todo demostrado que al subir la temperatura se produzca más hormona de crecimiento. Pero si no es en estatura, por lo menos parece que lo que sirve es para que aprenda el organismo a superar infecciones y afecciones. La fiebre, pese a su carácter aparentemente amigable para el desarrollo, siempre nos ha preocupado porque nos dice que "algo pasa" en el organismo. Pacientes que tengo ahora en mente como Sofía o Carolina, con una diferencia de edad de treinta años, andan preocupadas por sus fiebres recurrentes de meses de evolución.
¿Cuándo una fiebre nos debe hacer ir a urgencias?
Veamos un resumen de las razones más importantes para ir a urgencias por fiebre, porque parece que a menudo cuando vamos a urge…

Crisis, situación crítica

Es una palabra que sale a la conversación con frecuencia. Hay crisis, o estamos en crisis, o vaya crisis... resulta casi imposible que volvamos a casa por la noche sin haber oído algo de esto. Además es una palabra que se aplica a numerosos contextos y situaciones. Hay quien la refiere a una crisis laboral o afectiva, a la omnipresente crisis económica, a una situación crítica personal o familiar, a crisis en las instituciones o en la ética profesional, incluso a una crisis existencial. La crisis, dentro de sus muchas acepciones, siempre entraña dos conceptos: brevedad en el tiempo, corto desarrollo espacial, y por otro lado situación de tensión, perplejidad e incertidumbre. La crisis aparece cuando los planteamientos que teníamos para explicar las cosas ya no valen, parecen obsoletos, ha cambiado el escenario social o la estabilidad en la vida y se buscan nuevos modos de adaptarse a las exigencias sociales que irrumpen. Así, en el estudio de la historia podemos analizar las diferent…

Dolor torácico: lo primero es lo primero

A uno le puede doler el pecho por muchas razones. A veces se ha dado un golpe o tiene una tos que cuando rompe parece que le rasgan el esternón. Otras veces aparece al tragar o haciendo ejercicio. Mucho más nos asustamos si el dolor aparece estando en reposo. En ocasiones se asocia ardor, quemazón, es urente, pero otras veces es meramente opresivo, atenazante, te coge como con unas pinzas y te generan angustia, angor. Puede estar fijo y localizado a punta de dedo pero también puede irradiarse a otras partes del cuerpo. No digo nada si es hacia el mítico brazo izquierdo.
Son muchas las causas de dolor torácico y hay que interrogar al paciente sobre las circunstancias tipo de dolor. No todas son igual de graves ni todas igual de frecuentes. En la práctica clínica a menudo tenemos que descartar en primera instancia no lo que es más frecuente sino lo que potencialmente es más grave. De ahí que cuando un paciente acude con dolor torácico al médico, las pesquisas iniciales son a ver si esa…

¿Puedo tener cáncer de páncreas?

Este es el temor de mucha gente que acude a la consulta. Quizás el haber conocido el caso de un paciente con cáncer de páncreas, un familiar o un amigo, nos ha marcado muy profundamente, nos ha llenado de impotencia y de temores. Hay personas con más propensión a padecerlo, si se abusa del alcohol o si se tiene pancreatitis aguda o crónica. Pero ¿cuánto de frecuente es? ¿Es probable que lo padezca? En este vídeo espero daros algunas claves sobre este temor.


Es un temor que desde la consulta debemos ayudar a disipar. Confío que este vídeo te ayude a ello y que te animo a que te suscribas al canal para que te lleguen inmediatamente tan pronto como los vayamos colgando. Muchas gracias.

¿Por qué me hincho tanto?

Hace cuatro años ya escribí sobre este problema. Vuelvo sobre ello porque en estos cuatro años he comprobado un incremento muy notable de casos en la consulta y, en mi opinión, esto ya adquiere rango de epidemia. En el atardecer del verano he querido también glosarlo en este breve vídeo

con la esperanza de ayudaros a comprender que gran parte de la culpa (no toda y no siempre) la tenemos nosotros. Es verdad que en algunos pacientes detectamos intolerancias o alergias alimentarias o sensibilidad al gluten no celíaca, o verdadera celiaquía... o sobrecrecimiento bacteriano, o giardias u otros parásitos... pero creedme: son lo menos. Después de indagar en esas entidades -muchos pacientes que vienen etiquetados de síndrome de intestino irritable- no vemos ninguna patología orgánica. Es barato comprobar si la culpa del problema está en nuestros malos hábitos. Es barato y lógico, lo cual no siempre significa que sea sencillo. No te olvides suscribirte al canal de pildoritas de salud que te …

Controversias sobre Helicobacter: tratar o no tratar

Hace ya tiempo vengo alertando de lo peligroso que resulta salirse por la tangente en la consulta médica. Hemos advertido en numerosas ocasiones, y creo que debo seguir haciéndolo, de lo arriesgado que es achacar un síntoma a un hallazgo cuando a lo mejor no tiene nada que ver una cosa con la otra. Es la falacia latinapost hoc ergo propter hoc que nos mete sin darnos cuenta una relación causal que no existe. Y cada vez en medicina ante los síntomas inconexos y deslavazados que nos cuentran los pacientes, nos agarramos a un clavo ardiendo para ante cualquier estrellita de los análisis o dato irrelevante de una prueba, justificar en ello todo lo que al paciente.
Ha sido a la vuelta del verano cuando no he podido por menos que grabar este vídeo



para alertar a los padres de que no, no todo lo que le duele en la tripa a su hijo se debe a Helicobacter. Y, en mi opinión, estamos generando más perjuicio que beneficio. Muy importante que lo tenga en cuenta cuando vuelvan al cole sus hijos, po…

¿Existe el esófago sensible?

A veces son los pacientes y otras veces aparece en las redes sin que se sepa muy bien el origen de los términos. Escribo esta entrada porque parece que se está extendiendo cada vez más (viral lo llaman ahora a lo que se expande con rapidez en las redes sociales) esto del esófago sensible. Y como no es un diagnóstico demasiado ortodoxo, voy a tratar de hacer una explicación que aproxime el sentir del pueblo al sentir de los médicos.

Un esófago sensible es un esófago que siente. Que siente algo. Entre los médicos, cuando duele el esófago al trabajar (cuando baja el alimento hacia el estómago) lo llamamos odinofagia. Es prácticamente el único "sentimiento" que le otorgamos al esófago: que percibe dolor. Pero mucho más frecuente que la odinofagia es el dolor de la pirosis, del ardor retroesternal que se localiza en el epigastrio, en esa zona que llamamos "la boca del estómago" porque es donde se ubica su entrada. Es, precisamente en el tramo más distal del esófago, en l…

Un complemento visual a la importancia de nuestros compañeros de viaje

Perdonad que me repita pero es que realmente estoy entusiasmado con las heces y su composición. No por la situación social que vivimos, no, que yo procuro mantenerme al margen de la política. Pero es que el conocimiento de la microbiota está revolucionando el valor de la mierda.




A ver si os gusta y lo hacéis viral!!! Espero poder colgarlo pronto en un canal de salud de Youtube o plataforma similar.

Un anticipo al nuevo libro

He estado las últimas semanas un poco más atareado y no he podido atender demasiado este blog. Por un lado, estaba recabando información para escribir algo nuevo y un poco más extenso sobre una materia muy antigua pero vista a la luz de los nuevos avances científicos. Por otro, he tenido acceso a una antigua base de datos de más de tres mil pacientes que he atendido en los últimos años en los diferentes centros médicos donde he hecho consulta médica, ecografía o endoscopia. En la confluencia de estos dos hechos espectaculares, espero que surgirá en breve un libro que confío que sea de gran ayuda para los lectores de este blog. Básicamente, porque el tema principal objeto de ese libro va a ser lo que más ha captado la atención de los lectores: las heces.
Quiero en esta entrada de blog anticipar un poco el contenido. El enfoque de este trabajo es totalmente original y desde una perspectiva no sólo médicas sino también empresarial. Empresarial en el más genuino sentido de la expresión p…

Microbiota, un poderoso aliado

Hasta ahora ha sido una parte innoble de nuestro organismo, un innombrable repudiado. Convive con el ser humano -e incluso antes de ser humano- y le hemos tratado con desprecio, como un deshecho. Y así lo llamábamos: deshecho, excremento, mierda. Bueno, lo llamábamos y lo llamamos porque es el nombre más adecuado. Nos referimos a lo que transita por el interior del aparato digestivo que, por si no lo sabe, es el exterior. A los seres humanos (a todos los mamíferos) nos atraviesa un tubo desde la boca hasta el ano que sirve para el procesamiento de las sustancias que han de servirnos para mantenernos con vida.
Clásicamente en el proceso de la digestión nos fijábamos en las transformaciones químicas que se iban produciendo en el alimento desde la boca hasta que salía en forma de excrementos. Nos hemos referido a los pasos de disgregación física y química, a la acción de los jugos intestinales y de las secreciones de las glándulas anejas (hígado y páncreas principalmente) para llegar a …

Lo humano y la robótica

Es inevitable. Igual que desde que nacemos se pone en marcha el reloj de la cuenta atrás de nuestra existencia, el ser humano, la humanidad como especie, avanza inexorablemente hacia una presencia cada vez mayor de la tecnología en nuestras vidas. No se trata de analizar si será mejor o peor, simplemente será. O por mejor decir, está siendo. Pues esa acción de la tecnología en nuestra vida diaria ya está produciendo erosiones y el ser humano necesita estar apercibido para adaptarse al cambio. Entre otras razones, porque habrá poco tiempo para adaptarse.
Habrá poco tiempo de adaptación porque la tecnología avanza muy deprisa. Podemos echar la vista atrás y ver que hace veinte años nadie imaginaba los que los móviles, internet o los ordenadores iban a suponer en nuestras vidas. Hoy no sabríamos vivir sin ellos. Y una nueva revolución, en realidad la misma, llama a nuestras puertas de la mano de términos que nos parecen futuristas como Big Data, Blockchain o inteligencia artificial (IA)…

Ahora más que nunca... ¿Qué es verdad en medicina?

Ya no es sólo el impresionante avance tecnológico que a ritmo exponencial nos está propiciando sociedades que hablan jergas diferentes. Incluso dentro de un mismo país. Existen los ciudadanos que viven a la última, en contacto con cualquier avance tecnológico, y los que se detuvieron en las cabinas de teléfonos de monedas, por no decir de aquellas culturas que no conocen ni las cabinas ni las monedas que se echaban. Acaso en parte estos son los más "avanzados" pues vamos hacia un mundo sin monedas, donde las transacciones se medirán por otros parámetros pues, como los economistas dicen, el dinero no es más que una ficción, lo que importa son los apuntes contables, dónde y cómo queda registrada esa deuda.
Una deuda que se cobrará...en servicios sociales, en prestaciones de salud o a cambio de minutos de vida o de bienestar. Que nadie se escandalice si a cambio de un servicio, uno "pierde" tres minutos o dos días de su tiempo restante de vida que van al "bolsillo…

Dormir no equivale a descansar: nuevos enfoques en medicina

Las nuevas formas de acercarse al público cuando se habla de salud difieren mucho de las que se empleaban hace tan sólo unas décadas. Con la popularización del conocimiento, el acceso a numerosa información, ya no tiene interés hablar de enfermedades concretas tal y como las estudiamos en la carrera de medicina (una pedagogía que, por cierto, también tiene que cambiar si quiere sobrevivir). Aunque todavía empleamos impactantes titulares para atraer la atención como "España anduvo cerca de los 42000 casos nuevos de cáncer de colon en 2017" lo cierto es que el desarrollo posterior de la noticia no ha de ir enfocada a explicar la fisiopatología del cáncer, los nuevos tratamientos o el valor de las colonoscopias para su detección precoz, pues al fin y a la postre esto son cuestiones que propiamente atañen a los médicos, ahí los pacientes tienen poco que hacer.
Tras un titular impactante ha de ir una serie de consejos útiles y prácticos que el lector pueda llevar a cabo para pre…

Neurointestino

Hay un cúmulo de dolencias gastrointestinales que peregrinan de consulta en consulta. Son esos pacientes que, como ya hemos contado en otra ocasión, "no tienen nada" pero están muy limitados en su vida diaria por sus dolencias. La medicina tradicional avanza en busca de signos, datos objetivos, de las enfermedades de los pacientes: buscamos algo que se pueda ver, tocar o medir y si no lo encontramos el paciente es un quejica. La evolución de la humanidad apunta a que la raza humana cada vez es menos sufrida, menos resignada, más quejosa y temerosa del devenir. Actualmente con las previsiones que damos sobre las enfermedades, lo más temido con diferencia es el cáncer. Pero le sigue muy de cerca las enfermedades neurodegenerativas y el miedo a los agentes infecciosos cada vez más resistentes a los tratamientos.
Estos son los ingredientes de un artículo de éxito. El público devora los artículos que comienzan con un artículo determinado (Los, las) seguido de un número concreto (…