Páginas vistas en total

sábado, 11 de octubre de 2014

Ébola en España

A la vista de lo visto, no fue muy buena idea traerlo desde África. Por lo menos, traerlo al corazón de Madrid. Claro que, cuando te hayas equivocado, muchos te dirán por dónde no tenías que haber ido. A lo mejor, habilitar alguna zona más despoblada, rehabilitar los lazaretos que en su día eran centros para internar pacientes o sospechosos de enfermedades cuarentenables...
La pena mayor causada por el virus es la de las personas afectadas por la enfermedad. De España dos han muerto y la tercera está en un pulso, pero son muchas más las muertas en África. La segunda mayor pena, es la tajada política que se saca del asunto, desde el gobierno responsable hasta la oposición que, lejos de importarle la suerte de los afectados, hace leña del árbol caído. Pero como no está en el ánimo de ningún político (y creo que en su facultad) la capacidad de reconocer errores, no les queda otra que seguir tirando balones fuera.
Si pasan veinte días sin que aparezcan nuevos casos de infectados, esto de la "epidemia" se habrá quedado en un mero susto. Si aparece algún caso más, se avivará la psicosis por la "epidemia" porque el riesgo de la misma será evidentemente mayor. Mientras tanto, ya van diez muertos por legionella en Cataluña en este brote (que no ha sido el primero). Pero es menos mediático, como que ya estamos acostumbrados. Todo es relativo. Como decía Stalin, la muerte de una persona es una tragedia, pero la muerte de un millón de personas es mera estadística. Acaso porque el sufrimiento humano es incapaz de albergar el dolor de un millón de muertes. La peste negra en la Europa del medievo mató al 30-40% de la población: eso sí que eran epidemias.
Medidas de prevención. También contra los políticos, más nocivos que los viruses.

7 comentarios:

  1. Muy bueno Luis. Gracias

    ResponderEliminar
  2. Completamente de acuerdo, yo no tengo miedo de los tres infectados españoles, lo tengo de los miles de africanos infectados, que antes o después traspasarán incontroladamente las fronteras a Europa en vuelos regulares....... O alguien de verdad se cree que van a conseguir detener el virus sin ayudar a controlar la epidemia en África?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Podemos mandar a nuestros hábiles políticos a gestionar la crisis de allí... si no fuera por que ya tienen bastante con lo que tienen los pobres africanos, como para mandarles otra plaga.

      Eliminar
  3. Llevamos años con el ébola en África y miles de muertos. Ahora nos aparece un caso en España y entramos en pánico. Ébola negro, ébola blanco. Qué poca vergüenza tenemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero es que en occidente nunca han importado las enfermedades endémicas del Tercer Mundo: ni la malaria conmás de 2000 millones de afectados en el planeta, ni la filariasis con 400 millones... con tanto millón de estos, ¿conoce usted algún caso en su entorno?

      Eliminar
  4. Excelente exposición la que haces del ébola. Lamentable la irresponsabilidad de los políticos que demostrado ha quedado su incapacidad de dar respuestas claras sobre el virus, y las vías de contagio por absoluto desconocimiento. Qué ocurriría si el virus se propaga por el aire, en lugares cerrados?. O, si es capaz de transmitirlo alguien asintomático

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alguien asintomático es aquel que está en periodo de incubación: es contagioso pero aún no tiene síntomas. Afortunadamente, en el caso de ébola no se tiene constancia de portadores asintomáticos que sean foco de contagio.
      La cuestión es más bien mediática, la importancia real del un problema de elevada letalidad pero baja tasa de contagio. Como vemos, son mucho más devastadoras las plagas que se transmiten por el aire, mucho más difíciles de aislar y controlar. Pero hay que sacar tajada hasta de las cortinas de humo.

      Eliminar