Páginas vistas en total

sábado, 26 de marzo de 2016

Ventosidades: muchas y malolientes

En una entrada muy visitada de este blog sobre la hinchazón abdominal comentaba la anécdota de la importancia que tiene la ansiedad en la presencia de los gases intestinales. Comer deprisa es, sin duda, una de las principales causas de distensión abdominal, de ese misterioso irse hinchando a lo largo del día. No es un problema sencillo de abordar el que se pretende con esta entrada porque su valoración, aparte de ser algo tabú, siempre está rodeada de mucha subjetividad.

Porque, claro, gases intestinales los tenemos todos. Es normal que haya aire en el interior del intestino. Procede principalmente de lo que hemos ingerido al comer o beber, sobre todo si lo hacemos deprisa y con ansiedad, y también de la fermentación que sufren los alimentos en el intestino en el proceso de su digestión. Pero ¿cómo afrontas en la consulta el problema del paciente que te dice que tiene muchos gases? ¿Cómo "mides" eso? La cantidad de gas que una persona tiene en el intestino sin duda varía dependiendo del momento del día, de lo que haya comido o bebido (todo el que se queja de gases rápidamente se excusa de beber bebidas carbonatadas), y de otros factores que vamos a analizar. Es indudable y conocido que determinados alimentos, muy sanos por otro lado, como legumbres, algunas hortalizas y frutas, son más flatulentos. Judías, garbanzos, lentejas, col, brócoli, etc. producen mayor cantidad de gases a todo el mundo. Y de hecho el consumo de algunos alimentos dan al olor de las ventosidades una caracterítica peculiar, o también cuando se ingiere algo en mal estado. El llamado por los niños (y no tan niños) "pedo garbanzo" puede tener un toque más de sulfídrico, como a huevo podrido. No cabe duda de que lo que uno ingiere es el sustrato que las bacterias del intestino van a procesar y degradar. Algunos pacientes notan claramente un cambio en el olor de la orina cuando comen espárragos o coliflor. Difícil abordar con objetividad la "cantidad" de gases y aún más difícil la "calidad" pues todos los pedos huelen mal (dicen que el olor de un pedo solo le gusta al que se lo tira) y cuando el paciente dice que le huelen "especialmente mal" ¿qué significa? ¿que ni a él le gustan?.

No resulta sencillo definir si hay mucho o poco gas, demasiado o normal. Es algo de lo que se queja el paciente pero vemos individuos con objetivamente mayor cantidad de gases que otros y sin embargo no se quejan de ellos. Y viceversa, vemos personas cuya exploración revela relativamente poco gas y que sin embargo constituyen para el paciente el motivo de su visita a causa de su disconfort. Hay, por tanto, en esta controvertida valoración un importante dato subjetivo, se quejan de molestias por los gases y tampoco tienen tantos. Esto es debido a que existe un diferente umbral de percepción de dolor y molestia a causa de la distensión por gas intestinal en las personas. Experimentalmente hemos visto que, introduciendo barostatos (dispositivos hinchables que a la vez miden la presión) en intestinos de voluntarios, la percepción de dolor cuando se hinchan es muy variable. La queja del paciente que se hincha alberga un factor subjetivo que es la sensibilidad visceral. Y de hecho este conocimiento nos ha servido para abordar parte de la terapéutica como contaré al final.

Algunos pacientes con afán de mostrar objetivamente su distensión abdominal, casi siempre vespertina, aportan fotografías de perfil para ilustrar sus "embarazos" de gases. Independientemente de la ingesta rápida y el tipo de alimento, ¿qué otros factores influyen? Cada vez está más en boga el recurso a la flora intestinal, el agente microscópico que transforma y degrada los alimentos. Se habla de una fermentación láctica, de una transformación butírica, de flora productora de metano,... La microbiota, el conjunto de bacterias intestinales está en el foco de la producción de gases, tanto en su cantidad como en su calidad. Según sea la flora intestinal que uno tenga, así serán sus gases. Sobre este conjunto billonario de individuos nos atrevemos a hablar de "equilibrio" cuando lo cierto es que no procede hablar de un equilibrio sino de muchos: existen numerosas combinaciones saludables de flora intestinal. Sabemos que muchos pacientes se quejan de un cambio cualitativo y cuantitativo de sus ventosidades a raíz de una gastroenteritis o de haber tomado algún tratamiento antibiótico más o menos agresivo o prolongado. Algo creen que cambió en sus tripas a raíz de aquello. El desequilibrio en la flora intestinal se intenta recomponer con medidas probióticas (ese sinfín de recursos que van desde el kéfir o las levaduras hasta las bifidobacterias, en combinaciones o mezclas infinitas) hasta la toma de antibióticos no absorbibles para eliminar flora teóricamente productora de gases malos o excesivos. Se busca, en definitiva, actuar sobre la flora intestinal buscando un equilibrio menos gaseoso y en este cúmulo de intentos un poco empíricos o a ciegas se está llegando incluso a proponer el recambio de la flora intestinal con un transplante de heces (sí, eso mismo, poner la mierda de otra persona que no tiene molestias en el intestino de una persona con molestias...a ver qué pasa).

Otros factores que también influyen en la cantidad de gases es el estado inflamado o no del intestino en sus diferentes tramos. Tanto la gastritis como la enteritis o la colitis van a hacer que haya un procesamiento del alimento de forma diferente a cuando esos tramos no están inflamados. Conviene aquí hacer hincapié en que no es lo mismo "estar inflamado" que "estar hinchado", conceptos que muy frecuentemente el paciente confunde. Uno puede notarse hinchado, distendido, pero su intestino no tiene inflamación (no sufre proceso inflamatorio alguno). Y al revés, puede existir inflamación (gastritis o colitis) y que el paciente no refiera hinchazón o flatulencia. Se suele recurrir a la sensibilidad de la calprotectina fecal para detectar si existen procesos inflamatorios en el intestino. Ante un paciente que refiere distensión por gases, y sobre todo si informa de sustancias extrañas en las heces, hemos de indagar si hay inflamación.

Muy asociado a la queja por gran cantidad de gases está el estreñimiento. La retención fecal es fuente de mayor tiempo de acción de las bacterias sobre un sustrato que debería eliminarse pero permanece más tiempo del debido en el colon. Por eso, favorecer el tránsito intestinal con medidas higiénico-dietéticas (dieta y deporte) o con laxantes, va a disminuir la producción de gases y va a favorecer su eliminación lo cual contribuirá a tener menos malestar intestinal. Es frecuente que los pacientes que se quejan de gases refieran que ni eructan ni se tiran pedos. Y es evidente que si no salen los gases ni por arriba ni por abajo, dentro se quedan y ahí molestan. La producciónde gas intestinal es, de hecho, un mecanismo de activación motora intestinal pues el contenido fecal precisa de presión para progresar. Algunos laxantes tienen este mecanismo de acción: incrementan la producción de gas intestinal que favorece el tránsito de las heces y su expulsión. Por eso es frecuente la expresión "ese laxante me funciona pero me da gases" cuando lo correcto sería decir "ese laxante me funciona porque me da gases". Pero cuando lo que menos se tolera es que se incrementen los gases porque se tiene ya demasiados, este tipo de medidas es contraproducente.

En el plano terapéutico, y ya para finalizar, hay que destacar lo siguiente. Primero, que la evalución del paciente "que se hincha" debe ser individual, tratando de averiguar qué hay de objetivo y qué hay de subjetivo, y en este sentido es muy importante la exploración física, la palpación abdominal. Segundo, debemos saber si hay hinchazón o inflamación: el paciente puede confundirlo pero médico no. Tercero, debemos tratar de averiguar el origen o momento del cambio, qué pasó y cuándo, porque puede haber sido algo puntual o puede haberse desarrollado algún tipo de alergia o intolerancia alimentaria. Cuarto, debemos hacer una estimación del grado de invalidez que tal problema genera al paciente en su día a día. Quinto, analizado el patrón de defecaciones, atenderemos a las medidas terapéuticas que el paciente haya llevado a cabo y el grado de eficacia que hayan tenido. Y después de estos cinco pasos y según los datos recabados podremos emplear diferentes medidas terapéuticas: aparte de explicar al paciente la naturaleza de sus molestias en lo que hemos podido averiguar, (es muy importante hacerle entender que es normal que las tripas se muevan y hagan ruido, que eso no es signo de algo malo), podremos emplear elementos laxantes, probióticos, antibióticos, antiflatulentos, procinéticos,... y también un conjunto de medidas que llamo "desensibilizadoras" del intestino tremendamente útiles. A veces no conseguimos que objetivamente el paciente tenga menos gases, pero logramos que no le importe, que no se note sus tripas y con eso ya se siente curado. Cuando los gases no son consecuencia de un problema y conseguimos que así lo crea el organismo, hemos curado al paciente.

38 comentarios:

  1. El tema científicamente escatológico que planteas, me ha parecido esclarecedor, incluso en mi condición de médico.

    Ah! tan sólo una observación personal, donde dices: "...todos los pedos huelen mal...", me permito contradecirte. Tengo el olfato fino y, por ese motivo, me atrevo a discrepar : No todos los pedos huelen mal. Esta afirmación viene avalada por mi larga experiencia científico-personal ;-) . Pero tu eres el experto...
    Por cierto, si algún día aterrizas por Menorca, le diré a mi esposa que nos prepare una deliciosa Cassoulet. Y no te preocupes por la probable flatulencia que suelen generar las alubias, porque dispongo -si lo deseas- de cápsulas de Cleboprida/Simeticona. Mira por donde! me aprovecho de haber hecho este comentario, en principio jocoso, para preguntar-te en serio: recomiendas, en general, el uso preventivo de estos fármacos en platos flatulógenos como éste?.
    Un abrazo, Luís.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien me alegra, Jaume, que un tema tan turbio haya quedado esclarecedor en algún punto. Muchas gracias por el adjetivo que tiene más valor y enjundia viniendo de una mente tan sesuda. No seré yo quien contradiga -quizá haya alguien que lo haga- tu parecer discrepante de sostiene que no todos los pedos huelen mal. Imagino que se puede admitir una gradación, de pedos muy malolientes y otros no tanto, o apenas sólo perceptibles por olfatos entrenados. Al fin y al cabo, el especialista de narices eres tú y yo no tengo reparo en admitir que este sentido no lo tengo muy desarrollado, lo cual dada mi especialidad y mi prole puede que sea una ventaja.
      Parece indudable que esta entrada tiene un amplio margen de debate subjetivo. Yo no renuncio a comer platos que pueden dar flatulencia (hoy hemos comido lentejas) porque no me incomoda tener gases. Ni en lo físico ni en lo estético, ni tampoco en lo social. Uno puede notarse flatulento pero no tener especial padecimiento por ello. Si encima puede echar "rots o pets" sin dificultad ni apuro social, pues entonces no veo que el problema sea de gravedad, e incluso que ni siquiera hace falta tomar medicación para ello, ni antes ni después de las comidas. Todo depende de cómo se toleren los gases. Entiendo que cuando un paciente viene a mi consulta por este motivo, es evidente que es porque le genera malestar o preocupación, incluso socialmente. La cantidad de remedios que existen, farmacológicos, físicos, naturales, culturales,... es impresionante. Constantemente hago acopio de medidas que alguien me cuenta "que funcionan". Por supuesto, todos los principios activos que nos enseñan en la carrera. Pero también infusiones varias, sales de fruta, carbón activado, o hasta la ingesta de agua caliente que los chinos que frecuentan mi casa solicitan como único aperitivo (salen baratos). Y es que culturalmente parece que el agua caliente en el estómago "sensa" el estado de las tripas antes de recibir alimento.
      Recuerdo hace años un sueño que tuve donde estaba convidado a comer con un amigo por un jeque árabe. Se acercaba el final de la comida y mi amigo me instaba a eructar para agracen la opípara comida, como es costumbre entre los árabes. A él no le salían los eructos y a mí tampoco y veíamos que el semblante de nuestro anfitrión se tornaba hostil y hacía muecas a un gigantón para que, cimitarra en mano, se acercase a nosotros a cortarnos las cabezas mientras mi amigo desaforadamente me gritaba "¡Eructa, Luis, eructa, por tu padre!" Me desperté muy asustado y recuerdo que con un enorme dolor de garganta, que supuse por el esfuerzo en sueños por arrancar un eructo. Quién sabe si fueron segundos de lucha en la garganta u horas, es lo que tienen los sueños, se pierde la noción del tiempo. Pero el susto se me tornó en risotada al pensar que podía haber sido peor: si hubiese sido invitado por un anfitrión cuya cultura mostrase agradecimiento tirándose pedos. A saber cómo habría amanecido.
      Un motivo doble para ir por Menorca otra vez. Nada que temer de unas buenas alubias que no exigen rédito ni por arriba ni por abajo más allá de lo que la naturaleza conceda. Yo, a día de hoy, no consumo fármacos antiflatulentos. Los prescribo y pruebo con los pacientes que se quejan de gases. Mis gases, todavía los disfruto. A veces tiento a ver qué tal resulta este u otro fármaco, pero más por curiosidad sobre lo que prescribo para otros que por necesidad personal. Quizás algún día...me aficione, o aprenda a comer despacio.
      Gracias por estar ahí, Jaume.

      Eliminar
  2. Buenas tardes doctor, mi pregunta es si el aumento de gas en la cavidad abdominal, puede dar dolor cólico en epigastrio, y cómo combatirlo y tratarlo, además de evitar ciertos alimentos y bebidas carbonatadas. Muchas gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El gas distiende y crea presión que puede ser percibida como dolor. La difusión del gas en diferentes bolsas a lo largo del intestino suele ser la causa de los diferentes flatos o dolores abdominales por gas. La principal causa del gas acumulado que duele en epigastrio viene de comer deprisa y de la ansiedad. Por eso la principal medida es comer despacio. Y si el gas en cualquier caso está dentro, hay que favorecer que salga como eructos o pedos. Las sales de fruta pueden ayudar y la dimeticona también.

      Eliminar
  3. Un buen resumen a este tema...

    -Pedo seco y ruidoso. A veces maloliente, a veces menos.

    -Pedo cálido, insonoro, y letal. Es el que produce la pérdida de amistades, el rey del pedo. A veces advierte de que hay tormenta en nuestro interior, y en un pequeño porcentaje de disparo, he oído "por ahí", que puede venir con sorpresa.

    *Ahora en serio, doctor. Porqué esa diferencia y reparto básicamente entre estas dos clases? El seco y el húmedo, el sonoro y el sigiloso, el débil y el fuerte...

    ResponderEliminar
  4. Bueno, imagino que al tratar de describir los tipos de ventosidades, igual que hacemos con las heces a través de la escala de Bristol, debemos calificarlos de alguna manera, con detalles. Esto puede hacerse con mayor o menor ingenio y es clásica la utilización del verso de la mano de Quevedo que transcribo:
    Poema al Pedo. Por Francisco de Quevedo (1580-1645).
    Alguien me pregunto un día
    ¿Qué es un pedo?
    y yo le conteste muy quedo:
    el pedo es un pedo,
    con cuerpo de aire y corazón de viento
    el pedo es como un alma en pena
    que a veces sopla, que a veces truena
    es como el agua que se desliza
    con mucha fuerza, con mucha prisa.
    El pedo es como la nube que va volando
    y por donde pasa va fumigando,
    el pedo es vida, el pedo es muerte
    y tiene algo que nos divierte;
    el pedo gime, el pedo llora
    el pedo es aire, el pedo es ruido
    y a veces sale por un descuido
    el pedo es fuerte, es imponente
    pues se los tira toda la gente.
    En este mundo un pedo es vida
    porque hasta el Papa bien se lo tira
    hay pedos cultos e ignorantes
    los hay adultos, también infantes,
    hay pedos gordos, hay pedos flacos,
    según el diámetro de los tacos
    hay pedos tristes, los hay risueños
    según el gusto que tiene el dueño
    Si un día algún pedo toca tu puerta
    no se la cierres, déjala abierta
    deja que sople, deja que gire
    a ver si hay alguien que lo respire.
    También los pedos son educados
    pues se los tiran los licenciados,
    el pedo tiene algo monstruoso
    pues si lo aguantas te lleva al pozo
    este poema se ha terminado
    con tanto pedo que me he tirado.

    Ingenioso.

    ResponderEliminar
  5. Buenos días,
    No sé si habrá escrito alguna entrada sobre la candidiasis crónica, la sufro desde hace años y hay mucha información y "curas milagrosas" en Internet, pero nada concreto que realmente nos ayude. Agradecería enormemente su opinión al respecto. Decir que en mi caso los síntomas son: aftas bucales recurrentes y muy dolorosas, mal aliento, muchos gases, fatiga, mala absorción de nutrientes, etc.

    Muchas gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algo he escrito al respecto, sí, sobre ese nebuloso mundo...
      http://elmedicotraslaverdad.blogspot.com.es/2014/09/mas-sobre-los-excrementos-que-nos-hablan.html

      Eliminar
    2. He leído su entrada y opino que tiene mucha razón, yo misma sin ser médico me quedo a cuadros con lo que leo sobre el tema. No obstante, mi caso sí es realmente una infección por Candida Albicans. Después de años de sufrimiento y pasotismo por parte de todo tipo de profesionales (médico de cabecera que opina que es por estrés, dermatólogo que sólo recomienda enjuages con agua oxigenada, naturópatas que te atiborran a complejos vitamínicos o infusiones, etc)descubrí que el Itraconazol me venía genial. Después de 5 días tomando 200mg/día las llagas remiten. La cuestión es que mi médico las veces que me lo receta (no siempre, puesto que piensa que con un gel o un enjuague de Micostatín me van a desaparecer, y no es el caso precisamente)cree que si me tomo una pastilla de 100mg cada dos días se me solucionará en un par de semanas. Esa dosis no me hace absolutamente nada, lo tengo más que comprobado, y acabo comprando una y otra vez yo las pastillas, habiendo meses que me tengo que tomar tres cajas seguidas porque si hago un descanso me vuelven a salir. Evidentemente, eso no debe de ser muy saludable para mi hígado o aquel/aquellos órganos que deban acabar con el medicamento, no? pero qué hago? pasarme 2 meses sin poder apenas comer, dormir, hablar, trabajar y esperar a que se quiten solas? es desesperante, frustrante...
      El análisis de sangre suele dar todo más o menos correcto, si bien el depósito de hierro siempre está bajo, puede tener algo que ver? mi médico no me receta hierro porque opina que no es para tanto el déficit que tengo.

      Síento la parrafada, creo que he aprovechado para desahogarme un poco. Muchas gracias por leerme

      Eliminar
    3. Hay algunas cosas más que se deberían indagar... si a la sintomatología se le añade falta de hierro igual a que descartar enfermedad celíaca, o intolerancia a gluten u otros alimentos. Incluso sobrecrecimientos bacterianos. O diverticulosis. En fin, creo que todavía habría que indagar algunas cosas antes de decir que "usted no tiene nada"...
      http://elmedicotraslaverdad.blogspot.com.es/2015/03/esta-entrada-va-dedicada-los-pacientes.html

      Eliminar
    4. No se imagina la labor tan inmensa que hace sólo con leernos y compartir sus conocimientos y experiencia altruistamente. Me pilla lejos su clínica, pero indagaré sobre lo expuesto en su respuesta. Muchas gracias, un saludo.

      No deje de escribir!

      Eliminar
    5. La gente es la que me enseña con su experiencia. Y la transmito confiando que sirva a otros. Hay que romper mitos científicos. Disfrute el vídeo https://youtu.be/wkDkOoCdvyg

      Eliminar
  6. Buenos días Dr.: Estoy diagnosticado, desde 2005, de Helicobacter Pylori y de una pequeña hernia de hiato. Desde hace tres meses (apareció insidiosamente) vengo padeciendo un fuerte meteorismo que me produce gran dolor y malestar. Me da miedo comer y he perdido bastante peso por ello. Cualquier alimento, al poco de haberlo ingerido me hace eructar violenta y abundantemente, a continuación se produce mucho gas en el colon que no puedo expulsar y que me produce dolores bastante fuertes. El médico de cabecera me ha recetado Flatoril, lo tomo en cada comida (también hago dieta para gastritis) y me ha ido bien, pero no puedo dejarlo porque toda la sintomatología reaparece de nuevo. No tengo cita para el especialista de digestivo hasta el mes de octubre, entretanto, mi médico me ha recetado un tratamiento erradicador (Pariet+ Amoxicilina + Claritromicina+Bismuto , dos tomas de c/u al día x 7 días). Resulta que padezco sordera y acúfenos por culpa de una medicación ototóxica que hace 15 años me recetaron para una amebiasis, y he visto que la Claritromicina puede resultar ototóxica en algunos individuos, por lo que me da pánico tomarla. Mi médico se encogió de hombros cuando le expuse mis temores, queriendo decir que no había otra. Los antiácidos y omeprazoles varios me sientan fatal, también me resultan especialmente flatulentas las manzanas y la zanahoria crudas, que me dejan inchado para el resto del día. Algunas veces incluso me duele la parte de los riñones. No tengo ninguna duda que se trata de gases, pues suenan y se mueven, pero no puedo expulsarlos una vez han pasado al colon. Me gustaría saber su opinión sobre lo que me ocurre ¿cree que tanto gas es consecuencia de una gastritis producida por la bacteria o quizás falta de ácido en el estómago?. En cuanto a la Claritromicina. ¿cree que podría resultar hacer la terapia erradicadora sólo con los otros tres medicamentos ?. Le agradecería infinitamente que diese respuesta a mis dudas y cualquier otro consejo que quiera añadir lo recibiré con el máximo interés. Estoy desesperado.
    Tengo 69 años,
    Saludos cordiales

    Antonio Far

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni la infección por H. pylori ni la pequeña hernia de hiato me parecen, señor Antonio, que tengan que ser la causa de las molestias que refiere acerca de los gases. La infección por H. pylori tiene su importancia si causa patología, daño en el estómago, cosa que no me cuenta si se ha verificado. La terapia erradicadora de H. pylori no es algo trivial, tiene sus riesgos y no puede recibirse con indiferencia la situación previa del paciente. Tratar las flatulencias no es tratar Helicobacter. Son cosas diferentes. Helicobacter se trata si está indicado.
      http://elmedicotraslaverdad.blogspot.com.es/2013/11/que-es-eso-del-bichito-del-estomago.html

      Eliminar
    2. Gracias por responderme, doctor. He leído con atención su artículo sobre el Helicobacter Pylori, pero no creo que mis síntomas sean los de una úlcera. El año pasado me hicieron una endoscopia y mi estómago no mostraba ningún signo de inflamación, ahora no sé, pero, si le puedo decir que, actualmente, no tengo reflujo ni ardores, únicamente los gases, hinchazón y sensación de plenitud en el estómago. En octubre tengo visita con mi enterólogo, supongo que me mandará una nueva gastroscopia que no me harán (por los recortes) hasta quizá pasado un año. Entretanto, me tendré que apañar con el Flatoril y cruzar los dedos para que todo vuelva a la normalidad. También lo he intentado con infusiones, carbón activado, Pankreoflat, etc. sin mucho éxito, lo cual me hace pensar que quizás podría haber algún problema de falta de motilidad y/o un PH demasiado elevado. Ya no sé que pensar, pero le agradezco de verdad que me haya abierto los ojos frente a un tratamiento que no debo tomar hasta tener pruebas de que lo necesito. Un cordial saludo.
      Antonio

      Eliminar
    3. Me alegro de su decisión, Antonio, porque es mucho lo que arriesga por un beneficio harto dudoso. Y, pensando en que haya desarrollado una intolerancia al gluten, que no celiaquía
      http://www.mujeresreales.es/salud/articulo/diferencias-entre-celiaquia-e-intolerancia-al-gluten-371466592605
      ¿se ha planteado probar a REDUCIR, que no eliminar, la ingesta de gluten de su dieta a ver qué pasa?

      Eliminar
    4. Buenos días. No como alimentos con gluten desde hace bastante, para probar,excepto avena que me sienta estupendamente, por lo demás no he notado ninguna diferencia hasta la fecha. Tampoco tomo leche ni lácteos, pero nada, ahí siguen los gases. Lo único que he notado es, cómo ya le comenté, que las manzanas y las zanahorias crudas me producen muchísimo gas, cosa extraña pienso pues los vegetales crudos en ensalada (no tomo lechuga) he notado que me sientan mejor que los hervidos (todo al vapor). He pensado en suplementarme con Bifidus a ver que tal. Si se le ocurriese algo que me pueda ir bien, no dude en comentármelo, por favor. Le agradezco infinitamente su interés y ayuda.
      Muy cordialmente.

      Antonio

      Eliminar
    5. A veces la toma de antibióticos no absorbibles (no pasan a la sangre ni dan toxicidad ni tienen interacciones) tipo rifaximina producen la eliminación de bacterias intestinales productoras de gas. Hay pacientes que tras la toma de Spiraxin 200 mg 2cp juntos por la mañana y 2cp por la noche durante 6 días notan un gran alivio y menos flatulencias y el efecto les dura semanas o meses. La medida se puede probar porque no hay grandes riesgos (en realidad, el coste de las dos cajas) y puede seguirse un gran alivio. También las infusiones de RegulaBien pueden ser útiles. Si opta por probióticos, me decanto por Ultralevura de ,250. Son levaduras y más eficaces que el bífidus.

      Eliminar
  7. Muchísimas gracias, doctor, seguiré su consejo. Tan pronto abrán la farmacia que tengo aquí al lado, voy a adquirir lo que me recomienda. Ojalá mi médico de cabecera hubiede demostrado el mismo interés que usted en mi problema. Cuando haya acabado el tratamiento, dejaré pasar un tiempo y después le informaré de cómo me ha ido. Le quedo muy agradecido, no sabe cuanto, y aunque el tratamiento fallase mi agradecimiento será el mismo, téngalo por seguro. Con gran afecto.
    Antonio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, doctor. Aquí estoy de nuevo, he tardado más de lo que le dije, pues he querido esperar a la consulta que tenía con el especialista de digestivo que me ha cambiado el Flatoryl por Polibutin a la espera de una colonoscopia que me harán el 23 de este mes. Tomé Ultra Levura durante un mes, también Spiraxin, pero nada. Lo único que me funciona es el Flatoryl, que ya dejaba de hacerme efecto, ayer noche aparecieron los gases de nuevo y me han cambiado a Polibutin. Empezaré a tomarlo a partir de hoy. Aún no sé qué tal me irá, pero, según el de digestivo, mi problema es de motilidad y debería aliviarme al igual que el Flatoryl. ¿Qué cree usted?. Para el estreñimiento tomo carbonato de magnesio que me ayuda bastante, pero hay días que no, me temo que no puede ejercer plenamente su función osmótica por causa de que tengo unas micciones exageradas cada dos horas que creo que no dejan agua para el intestino. Ayer estuve con el médico de cabecera porque llevo un mes orinando cerca de 400 ml. (a veces más) cada dos/tres horas sin molestias, eso sí, pero con un chorro fuerte que parezco un grifo. Bebo mucho para contrarrestar las micciones lo cual debe hacer el efecto de la pescadilla que se muerde la cola. ¿Pero qué otra cosa podría hacer para no deshidratarme? El no le supo encontrar explicación y me ha mandado un analisis básico de orina y un PSA prostático. ¿Qué cree usted, doctor,debería preocuparme?
      Quedo pendiente de su respuesta.
      M;uchas gracias.

      Eliminar
    2. Preocuparse se va a preocupar le diga lo que le diga porque usted es de preocuparse. Pero con 69 años o 70 igual sí que conviene hacer un análisis de orina o de sangre. Lo normal es que no sea nada de interés y que orine mucho porque bebe mucho. Pero igual es que bebe mucho porque orina mucho (una diabetes o un síndrome inadecuado de ADH puede producirlo) pero es menos probable. Lo que no está de más es con la edad que presenta revisarse el colon. Sobre la eficacia de Polibutin sobre sus males...es una buena opción pero no se sabe su grado de eficacia hasta que no se pruebe... esto es así.

      Eliminar
    3. Tiene usted razón, soy de preocuparme, cuando uno no se encuentra bién supongo que es lo natural. Le agradezco mucho su opinión, de verdad. Un saludo y feliz 2017.

      Eliminar
    4. Las preocupaciones son inherentes a la vida misma. La cuestión es si esas preocupaciones son proporcionadas o realmente merecen la pena, o si, por el contrario, lo único que hacen es amargarnos la vida innecesariamente. Feliz 2017.

      Eliminar
    5. Buenos días, doctor. Espero no abusar en exceso de su amabilidad habiéndole hecho ya las consultas precedentes. Tengo ya el resultado de mis análisis de orina que han dado valores normales y el PSA prostático está en 3,75. Todo bien en cuanto a esto, no obstante yo estoy de cada vez peor de mi problema digestivo. He tenido que dejar el Polibutin porque no me hace nada. Mis gases siguen haciéndome la vida imposible, a pesar de alimentarme practicamente con pollo hervido y arroz. Tengo que tomar carbonato de magnesio (mucho) para poder evacuar cada mañana. Mis deposiciones se han vuelto finas y ya no son uniformes como antes, ahora son trocitos pequeños (muchos y delgados) que flotan. No hay sangre visible.Los gases se producen después de las comidas con mucha eructación al principio y 1 hora después empiezan los gases intestinales que no hay forma humana de expeler, lo cual me produce hinchazón y dolor. Tomo infinidad de tisanas de todo tipo, a falta de una medicación eficaz. Tengo la colonoscopia reprogramada para el 27 de marzo (la del 23 de febrero la tuve que anular 5 días antes por un fuete episodio gripal). Aunque ya me advirtió usted que me preocupaba mucho, no puedo evitar hacerlo, doctor, porque coma lo que coma acabo con gases y dolores, además el nuevo aspecto de las heces, el estreñimiento y el no poder evacuar los gases me tiene obsesionado. En vista de lo cual me gustaría que fuera sincero conmigo y me dijera si cree que mis sintomas son preocupantes y si, por tanto, debería adelantar la colonoscopia aunque para ello deba acudir a la medicina privada. La ansiedad no me deja vivir pensando que pueda tener "algo" que obstruya mis intestinos y que debería actuar a la mayor brevedad para eliminarlo antes de que vaya a más. No lo sé, doctor, por esto me dirijo a usted que se preocupa, porque ya no sé a quién acudir. Antes de que empeorarsen mis síntomas, acudí a un renombrado especialista de digestivo sin que me sirviese de mucho. Su visita duró 5 minutos, diagnosticó dispepsia, me dió una lista de alimentos "low fodmap", me cobró 120€ y adiós muy buenas. De la seguridad social ya ni le hablo, ya sabe que las listas de espera son interminables y el médico de cabecera, hace lo que sabe, que aparentemente es bien poco. Por favor, díscúlpeme por quitarle su tiempo, pero le aseguro que no es hipocondria, simplemente que lo estoy pasando mal y me encuentro angustiado pensando que quizás estoy perdiendo un tiempo precioso caso de que algo pueda haber en mi intestino que dificulte el paso normal de heces y gases hacia el exterior. Quedo pendiente de que buenamente quiera darme su inestimable opinión sobre mis dudas. Mil gracias y un afectuoso saludo. Antonio

      Eliminar
    6. Yo, Antonio, lo de la hipocondria...me lo creo lo justo. Primero acostumbro a disipar dudas sobre problemas orgánicos y luego, despejado el camino y viendo que todo está expedito, tranquilizo los ánimos. Pero es cierto que mientras no veamos cómo está el calibre de su colon no podremos aclarar las dudas de su cabeza.

      Eliminar
    7. He conseguido que me hagan la colonoscopia el próximo día 23, veremos qué encuentran. Ayer me encontraba bastante bien, por la tarde me comí una manzana como merienda y a las dos horas empecé con unos eructos fortísimos. Cené arroz hervido y pavo a la plancha. Me sentó fatal, más gases que acabaron en todo mi intestino. He pasado una mala noche y ahora mismo (7.53 hrs) sigo con molestias abdominales y gas. Es desesperante. Le agradezco mucho su opinión y, si no tiene que importunarle, le tendré al corriente del resultado de la colonoscopìa. Un cordial saludo. Antonio

      Eliminar
    8. No será molestia en absoluto y agradezco que me tenga al corriente, aunque...quizá fuera de este foro público...

      Eliminar
    9. Así lo haré. Muchísimas gracias de nuevo.
      Cordialmente.
      Antonio

      Eliminar
  8. Buenas noches doctor. Estoy diagnosticado de Esofagitis eosinofilica, tengo dificultades para tragar y molestias en el abdomen (Quemazón y/o dolores), sobre todo al estar sentado, curiosamente al estar de pie no las tengo. Estuve tomando durante dos meses fluticasona para la inflamación y no me hizo ningún efecto. Otra cosa que me pasa es que se me "va la comida por otro sitio" en muchas ocasiones, o durmiendo también me pasa con la saliva. El abdomen me lo noto hinchado y también tengo muchos gases, incluso el ano lo tengo irritado. Me hice análisis de intolerancias alimenticias por la histamina, y salían muchos alimentos, pero alimentos que en la práctica me sientan fatal como las lentejas, no salían en los análisis como intolerancia. Supongo que las pruebas cutáneas son mejores indicativos. En la seguridad social solo se preocupan en los síntomas y no en el origen. Por último me han mandado predisona que no estoy tomando por miedo a los efectos secundarios. Me gustaría que con su experiencia me guiara en que pasos tengo que dar para intentar encontrar que alimento o alérgeno me produce este malestar, dado que en la seguridad social no me mandan al alergólogo solo me mandan medicación que de momento ha sido en vano. He estado algunos meses sin tomar trigo, lácteos, huevos... pero no consigo averiguar el alimento que me produce esta inflamación. Dicen que también pueden ser alérgenos que no estén en la comida como pólenes, químicos etc. La verdad que la calidad de vida baja mucho con estos síntomas, comer fuera de casa se convierte en una aventura, porque a veces he tenido momentos en que la comida se me ha quedado atascada y se pasa muy mal hasta que o llega al estómago o terminas vomitándola (Algunas veces creo que no lo cuento). En fin espero me pueda dar algún consejo que me pueda ayudar.

    Muchas gracias de ante mano.

    ResponderEliminar
  9. Las mejores cuatro hojas sobre esofagitis eosinofílica son las de http://www.aegastro.es/sites/default/files/archivos/documento-grupo/esofagitis_eosinofilica.pdf y en ellas verás las restricciones dietéticas que conllevan una notable mejoría en más del 70% de los casos. El mundo de las alergias es muy caprichoso, críptico, enigmático,...y se presta a todo tipo de conjeturas esotéricas. Estas recomendaciones, el empleo de anti H2 y paciencia (alguno requiere dilataciones...) suele ser suficiente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  10. Gracias por su atención!

    ResponderEliminar
  11. Doctor, tengo muchos gases y heces blandas, tengo una gastro y colonoscopia hechas con resultado de gastritis crónica y la prueba de calprotectina dio una valor de 95. ¿puede haber inflamación intestinal?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por poder, claro que puede y de hecho ya lo dice usted, que tiene gastritis crónica. Y ¿qué es gastritis sino inflamación de un segmento del tracto gastrointestinal, del estómago?
      Otra cosa es que sea una inflamación intestinal lo que le causa los gases. La mayor parte de la gente con problemas de gases no tienen inflamación intestinal.

      Eliminar
  12. Ya, y si no es mucho preguntar ya que me serviría de mucha ayuda ya que hasta ahora no me han sabido contestar, ¿como podemos saber si los gases corresponden a inflamación intestinal? ¿ese valor es indicativo de algo?.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La mayor parte de los gases que hay en la tripa no vienen de lo que uno come sino de cómo lo come: porque los gases en el intestino vienen por muchas causas http://elmedicotraslaverdad.blogspot.com.es/2014/07/doctor-que-se-me-hincha-la-tripa.html y la inflamación intestinal no es la más frecuente y se valora por otros métodos (analítica y endoscopia entre otros).

      Eliminar
  13. Buenos dias, yo tengo mucha flatulencia sobre todo de madrugada, me despierto y me empiezan retortijones sobre todo en vientre bajo y muchos gases que expulso. Me da la sensación de que viene producida por la digestión nocturna, aunque respeto las dos o tres horas antes de ir a dormir. Tomo medicación para dormir por crisis de ansiedad que tuve, y también tengo gastritis crónica ¿que opina? gracias doctor Benito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo probaría con observar lo que se cena. Porque hay alimentos muy flatulentos, sobre todo la lechuga. Y si acaso se pueden emplear reguladores del ritmo intestinal tipo Eldicet. O incluso 1,5 mg de Lexatin después de la cena puede solventar el problema.

      Eliminar