Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2017

Falta de fe

No sé si será porque se acerca la Navidad pero estos días se han dado una serie de circunstancias que han despertado mi sensibilidad. Las cuento de forma escueta y luego voy al grano de esta entrada.
Leía en la prensa hace unos días que los iberoamericanos desconfían en gran medida de su policía. No creen que sean de fiar porque los consideran corruptos en gran medida y cuando ven un delito temen llamar a la policía porque creen que será peor. De esta noticia saltaba a otra que analizaba con encuestas (lo que dan de sí esos resultados...) el grado de confianza de los españoles en las diferentes formaciones políticas que concurren a las próximas elecciones, regionales, sí, pero con marcado carácter nacionalista. Los resultados venían a poner de manifiesto la poca fe que los ciudadanos tenemos en nuestros gobernantes y en sus capacidades para buscar eso que se dio en llamar "bien común".

Luego tuve noticia a través de mi hermana de la escasa empatía con que un amigo había sido a…

Abstenerse de lo imposible

Ya pasan de 600.000 las visitas a este blog, cada vez más consultado. El pasado día 3 de noviembre por la tarde asistí a una entrevista que me hicieron desde una organización de pacientes con celiaquía. En principio iba a ser de media hora pero en el vídeo se ve que estuve más del doble, unos 70 minutos (desde el minuto 40 a la 1h 50 minutos). Ahí anticipé que iba a colgar esta entrada que llevaba tiempo pensando que debía hacerlo, aunque hay mucho riesgo en que el contenido no siente demasiado bien. Confío que los lectores lo entiendan.
Muy conocido resulta por todos el axioma atribuido a Hipócratesprimum, no nocere, lo primero no hacer daño. El segundo axioma es quizás menos conocido: abstenerse de lo imposible, referido a no actuar cuando la enfermedad era mortal por necesidad. Alguna precisión se podría hacer a esta segunda aseveración. Porque no se trata de denostar los cuidados paliativos o dejar de lado al paciente moribundo ni tampoco de incentivar el inmovilismo porque sin a…

Mi corazón late al compás... cuando te veo en el autobús

Así comenzaba el twist del autobús de Clavel y Jazmín en los años 80 del siglo pasado, del milenio pasado. Qué viejos somos los que ahora leemos lo que antes nos hizo sonreír. En los últimos 40 años nuestro corazón ha latido unos 1500 millones de veces y ha bombeado unos 110 millones de litros de sangre. Si vives 80 años, será el doble de estas cantidades que ya de suyo son astronómicas si tenemos en cuenta el pequeño tamaño de esa extraordinaria bomba que es el corazón. Y lo hace sin que tengamos percepción de ello, mientras trabajamos, mientras comemos, mientras nos divertimos o mientras dormimos. No deja de trabajar hasta que lo hace finalmente.

Pero algunas personas en determinados momentos de su vida sí perciben ese trabajo del corazón. Los latidos de este músculo pueden ser más o menos vigorosos o apagados. Los latidos percibidos se denominan palpitaciones y generalmente nos alarman porque da la impresión de que el ritmo que lleva es irregular, aunque pueden ser ciertamente irre…

Problemas con el páncreas (II)

Siendo el páncreas una glándula mixta, de secreción endocrina y exocrina, su daño puede suponer un importante deterioro para el organismo e incluso la muerte. Apuntábamos en la entrada anterior lo peligroso que puede ser que se atasque el colédoco, ese conducto que lleva la bilis al duodeno. La llamada ictericia obstructiva es precisamente ese "ponerse amarillo" tanto los ojos como la piel como consecuencia de que la bilis no llega al duodeno porque hay un atasco. La ictericia obstructiva se acompaña de otros tres fenómenos llamativos: acolia (heces blancas), coluria (orina color coñac) y prurito intenso (picor de piel generalizado que provoca gran desazón y lesiones de rascado). Efectivamente, cuando la bilis no sale donde debe, deja de pigmentar las heces, se deriva hacia la orina y se deposita en la piel y mucosas irritándolas.

Las causas de una ictericia obstructiva pueden ser benignas (por salida de piedras de la vesícula o por bilis espesa, el llamado barro biliar) o ma…

El páncreas y sus problemas (I)

El páncreas es un víscera que suscita mucho respeto a los pacientes hipocondriacos. Se trata de un órgano que se localiza justo en el medio del abdomen por lo que rápidamente cualquier dolor abdominal nos sugiere que puede tratarse de esta pieza. Si a esto se añade que lo que se comenta de las afecciones de esta glándula (pancreatitis y cáncer de páncreas principalmente) pone los pelos de punta, he considerado oportuno dedicar un par de entradas a  procurar aclarar la función de este órgano, qué significa que enferme y qué podemos hacer para que no lo haga. Dedicaré esta entrada a explicar lo que es y para lo que vale el páncreas y en la siguiente abordaré las formas en que enferma.

Páncreas es una palabra que viene del griego y significa "todo carne". Se localiza en el medio de la cavidad abdominal, por encima del ombligo, mide unos 20 cm de longitud y viene a pesar apenas unos 130 gramos en el adulto. Solemos dividir la pieza en tres partes, la cabeza que se aloja en el mar…

Diez millones en cuatro años

Que el interés de la gente por su salud va en aumento es algo que se refleja en los indicadores de desarrollo de los países. Cuanto más avanzada y desarrollada tecnológicamente es una sociedad, la salud y los cuidados por el cuerpo, la alimentación y la vida ocupan una mayor parte de nuestro tiempo. De un modo paradójico, también estos cuidados son una parte importante en las llamadas tribus primitivas: tienen mucho tiempo para el ocio porque ocupan muy poco tiempo del día en tareas de supervivencia. Sin embargo, la mayor parte de la población mundial vive para trabajar, ocupa la mayor parte de su tiempo en tareas laborales, en el negocio. Es la esclavitud del modernismo: vivimos currando para otros.
A medida que el progreso nos libra -o nos parece que nos libra- de esa esclavitud y podemos librarnos del negocio (nec-otium, la negación del ocio) para dedicarnos al ocio, llenamos ese tiempo en...mirarnos al ombligo, en preocuparnos por nuestra salud. Y un poco está bien pero si te pas…

Esto explica lo que a usted le pasa

"Necesito verificación". Así decía de manera tensa el operario al que se le pedía que lanzase fuera de los silos los misiles nucleares porque estaban sufriendo un ataque desde Rusia al comienzo de la película "Juegos de guerra". Ante una medida que puede tener consecuencias drásticas e importantes, uno quiere estar seguro, cerciorarse.
Cuando es importante lo que está en juego, no vale cualquier respuesta, cualquier medida. La decisiones deben tomarse con mayor grado de reflexión. Vamos a ver en qué se traduce esto en la práctica clínica.
Hay un interés creciente por conocer la causa de las cosas, por qué pasa lo que pasa. Es algo natural en la especie humana y en cada individuo de ella conforme crece. A los niños les vale cualquier argumento para creerse lo que les cuentas, incluso no necesitan ninguno. Conforme crecemos nos preguntamos por el por qué de las cosas. Llegamos a creer que si somos capaces de conocer y controlar todas las variables, estaremos en la p…

Discrepando en las gastritis

La medicina, por más que intente ser una ciencia objetiva, no escapa a la valoración subjetiva lo cual es a menudo fuente de discrepancia. Me preguntaba un lector:

1) ¿Es posible que lo que para un endoscopista lo que sean pliegues y mucosa adelgazados, para otro no lo sea?
2) ¿Es posible que se aprecien pliegues y mucosa adelgazados, pero la biopsia sea normal? ¿A qué habría que hacer caso?


Y de esto vamos a tomar pie para explicar cómo influye la subjetividad en la práctica clínica. La primera pregunta alude al aspecto endoscópico, al gastroenterólogo que hace una exploración endoscópica del estómago. Pues claro que hay margen para la subjetividad: a veces es palmario y unánime lo que se ve pero otras veces frente a lo que se ve se recogen diferentes pareceres. Hay hernias de hiato que son flagrantes y evidentes y todos los endoscopistas las describimos sin dudarlo, por su tamaño, por su morfología, y hay otros desplazamientos del estómago sobre el diafragma que para algunos entran de…

Tengo gastritis. O eso me han dicho... ¿Qué es eso?

Si miramos las búsquedas más frecuentes en Google por temas de salud, la gastritis está a la cabeza... y en la cabeza de muchos lectores. ¿Nunca le han dicho que tiene gastritis? Pues será usted de los pocos, pero no se preocupe, se lo dirán. Tomando pie de una preguntas que un lector me hizo en la entrada del intestino irritable, quiero intentar aclarar algunos conceptos que estoy seguro que sorprenderán a muchos.

Voy a empezar diciendo lo que es gastritis: gastritis es inflamación del estómago. Así de sencillo pero necesita su aclaración. Gastritis no es "que el estómago se me hincha", o "que siento molestias en la boca del estómago", o "que me molesta la tripa cuando como". De esta confusión participamos los médicos también pues no pocas veces, cuando estoy historiando a un paciente y le pregunto por sus antecedentes me dice que de joven le diagnosticaron gastritis. Entonces le digo: "¡Ah! ¿que ya le han hecho a usted antes una gastroscopia?"…

Encuentros en la tercera fase

Tomando como título de esta entrada aquella película de Steven Spielberg de hace... ¡cuarenta años! voy a contar lo que en mi práctica clínica esto supone. Vamos allá porque no tiene nada de extraterrestre ni paranormal, sino que a diario me enfrento a ello.

A menudo recibo pacientes recalcitrantes, de esos que arrastran muchas molestias digestivas durante años, que han visitado a muchos médicos y a los que les han realizado infinidad de pruebas y...nada de nada. Bien porque los resultados salen invariablemente normales (y a ellos ya dediqué una entrada) bien porque a la postre se les diagnostica una enfermedad infrecuente o con mediocres soluciones terapéuticas, el caso es que son pacientes que vagan de consulta en consulta buscando explicaciones, alivio, apoyo de sus dolencias. Son quienes a la postre más fácilmente recurren a las llamadas medicinas alternativas en busca de alivio a sus males.
Con este tipo de pacientes, de los que la mayor parte de mis colegas huyen como de un nubl…

Correr, correr, mucho correr para llegar ¿a dónde?

El tiempo es la medida del cambio según un antes y un después. Así lo definía Aristóteles. El tiempo existe porque las cosas cambian y empleamos esa herramienta que llamamos tiempo para medir ese proceso, ese cambio o transformación. En un entorno en el que las cosas no cambian (inimaginable para el ser humano) el tiempo no tiene sentido ni razón de ser. Ahora que está de moda los espacios televisivos en los que abandonan a famosos en una isla desierta para que se busquen la vida, se puede intuir que el reloj es una herramienta poco necesaria. Y cada cosa que hacemos, tiene su importancia porque precisamente es ahora, en este momento, cuando debemos o tenemos que hacerla. Es probable que, si lo que tenemos que hacer hoy lo pudiésemos hacer igualmente mañana, poco a poco iría perdiendo interés hacer las cosas. Nos agitamos más cuando se nos agota el plazo, para presentar un recurso, una instancia, una beca,... Y muchas tesis doctorales se quedan sin defender...porque no se les pone pla…

Igualdad, ni posible ni deseable

Si alguno queda que no se haya enterado, desde hace lustros voto en blanco. No participo en las críticas a este o aquel partido porque todos me parecen faltos de ética. Todos, en el panorama actual. Pero porque el sistema político está montado así, corrupción sobre corrupción. Y esto no significa que no me preocupe la política, en absoluto: antes al contrario, la política me importa demasiado. Como padre de familia numerosa, como trabajador que cotiza, como ciudadano que ve ciudadanos menesterosos, como formador de futuros profesionales,... y por supuesto también como médico. De hecho, como médico hace tiempo que escribí que un auténtico médico, preocupado por la salud corporal y mental de sus pacientes, no debía estar al margen de la política, pues sin lugar a dudas, las medida que se adopten legalmente forjarán cabezas mejor o peor amuebladas. Leyes para menores, para botellones, para educación, para conducción, para finanzas, para protección social, para repartos presupuestarios,..…

Medio millón

En verano de 2012, no hace aún cinco años, colgaba la primera entrada de este blog. No sabía si le daría mucho juego o tendría mucho o poco seguimiento. El blog era un experimento que quería seguir con la filosofía de aquel ensayo, un pequeño opúsculo, que escribí hace diez años con este mismo título.

La aventura comenzó discreta y en silencio con entradas quincenales, irregulares, y seguimiento lento. Por entonces, ochenta lectores al mes me parecían muchos. Hoy, tras más de cien entradas publicadas y más de 20.000 visitas al mes, escribo esta entrada para celebrar que el blog ha recibido más de medio millón de visitas. Para los curiosos diré que alrededor de la mitad vienen de España, pero un 10% de los lectores son de Estados Unidos, un 8% de Argentina y de muchos países latinoamericanos, y de Europa... sin perder de vista que alrededor del 5% de las visitas han sido desde Rusia (curioso si tenemos en cuenta la diferencia de idioma), siendo consultado por gente de más de 80 países, …