martes, 10 de diciembre de 2019

Desabastecimiento. ¿Por qué faltan algunos medicamentos?

El mercado, por si alguien no lo sabía, es mundial. La industria farmacéutica produce medicamentos según la necesidad de los pacientes y el coste o el beneficio que les reportan. Existen medicamentos muy buenos que, con el paso de los años, abaratan su precio por exigencia de los mercados de un determinado país o de las presiones de los gobiernos. Por ejemplo, el precio de un tratamiento para curar la hepatitis C ha pasado de los 50.000 euros a los 8.000 en cuestión de un par de años. Y seguirá bajando. Sustancialmente es el mismo, pero evidentemente los pacientes subsidiarios del tratamiento se van agotando en los países desarrollados y se lleva a otros donde hay más interés social, cotejando lo que allí los pacientes o las autoridades sanitarias están dispuestas a pagar.

Otros medicamentos extraordinariamente eficaces y seguros se dan de baja porque no son rentables para la casa que los produce, que busca sustitutos más caros. Algunos vimos este motivo tras la desaparición de la cisaprida que era mano de santo para muchos trastornos motores y la sustituyeron por cinitaprida, que no le llega a la suela de los zapatos, alegando discutibles motivos de "seguridad". Igualmente desapareció en España el sucralfato (hay que buscarlo por medicación extranjera) y seguimos teniendo secuestrada ranitidina por las autoridades sanitarias, no sé si sub iudice o de forma cautelar y hasta cuándo. ¿Le llegará igual la guadaña a bromacepam u otros medicamentos tan útiles como baratos?
Bromacepam os desea Feliz Navidad

Los intereses para la comercialización de productos no son exclusivamente sanitarios: también los hay de tipo económico. Y no hablemos de las vacunas porque ese es otra herida pendiente en el deslavazado sistema sanitario español. Los medicamentos tienen sus indicaciones, su utilidad y sus riesgos, sobre todo cuando se emplean de forma indebida. Todo tiene su riesgo. Pero lo que no debe permitirse es que desaparezcan del mercado productos útiles en la práctica médica por especulación o intereses comerciales.

Autoritas versus potestas

Probablemente esta entrada de blog dure poco. Porque intentas explicar cómo utilizan los políticos y la industria farmacéutica el miedo par...